Existen distintas formas de minimizar el impacto de la inmunodepresión. Algunas decisiones a corto plazo solo requieren tiempo y/o un cambio en el manejo, mientras que otras, a más largo plazo, pueden suponer una inversión económica. Pero en ambos casos dependen del análisis de datos y de riesgos. Registrar las enfermedades relacionadas con el sistema inmunitario, así como identificar los factores de riesgo, son los primeros pasos para gestionar mejor el desafío de la inmunodepresión durante el período The Vital 90™ Days.

PRIMERA PARTE: REGISTRAR LAS ENFERMEDADES POSTPARTO

El valor real del seguimiento de la enfermedad está en la identificación precoz de los problemas para poder actuar sobre ellos. Detectar y registrar las enfermedades sistemáticamente es un elemento clave para tomar las decisiones de impacto y llevar a cabo cambios en el manejo tanto en vacas individuales como a nivel de explotación.

 La utilización de una herramienta tan sencilla como un registro para las vacas en transición donde anotar los casos de mastitis, metritis y retenciones de placenta, te proporcionará información acerca del impacto de la inmunodepresión en tu explotación

La aplicación Keto-Track App es una herramienta digital muy práctica para registrar y visualizar el estado del rebaño además de parámetros adicionales como niveles de BHBA o BCS de las vacas. Pide información a tu veterinario.

SEGUNDA ETAPA: IDENTIFICAR LOS FACTORES DE RIESGO

Una visita estructurada a la granja te ayudará a identificar los factores. Eso te permitirá fijar prioridades y definir acciones correctivas

Pregunta a tu veterinario por el análisis Healthy Start Check List con el que podreis evaluar los puntos críticos del manejo en tu explotación de una forma sencilla.

También puedes realizar esta inspección con tu veterinario, usando la herramienta digital de evaluación de riesgos (dRisk), una aplicación para iPad dedicada al período The Vital 90™ Days y basada en publicaciones científicas.

TERCERA ETAPA: HACERLE FRENTE

Herramientas como la dRisk o la Healthy Start Check List permiten identificar los factores de riesgo y señalan la necesidad de intervenir en el manejo de la explotación, los programas de salud preventiva y la alimentación.

Ejemplos:

· Manejo de la alimentación: Las buenas prácticas incluyen un buen acceso al agua de bebida y a un alimento de calidad que esté adaptado a las necesidades de la vaca durante el periparto. Puede resultar interesante usar suplementos nutricionales como minerales y oligoelementos (por ej. vitamina E, selenio) para reforzar la función inmunitaria de la vaca.

· Reducción del estrés: Es importante que la zona en la que se producen los partos sea un lugar limpio y tranquilo. También es necesario considerar cómo se hacen los cambios de lote, la densidad de animales, el confort de la cama, el acceso a agua y bebida y las medidas anti-éstres por calor.

· Programas de salud preventiva: El recorte periódico de pezuñas, el uso de pediluvios, medidas de higiene y programas de control de la mastitis ayudarán a reducir la incidencia de enfermedades y la propagación de agentes patógenos. La vacunación y la desparasitación ayudan a evitar las enfermedades (por ej. respiratorias, reproductivas y digestivas).

La prevención es clave

El manejo de medidas preventivas ayudará a mejorar la función inmunitaria de la vaca y el balance energético, disminuyendo el riesgo de enfermedad y aportando tranquilidad al ganadero.

El apoyo de la función del sistema inmunitario y el balance energético es parte esencial en la gestión del manejo de la vaca lechera durante el periodo del The Vital 90™ Days. Pregunta a tu veterinario cómo monitorizar las enfermedades y hacer un análisis de riesgos.

Consulta a tu veterinario las medidas que puedes aplicar para controlar los indicadores patológicos e identificar los factores de riesgo y de estrés que conducen a la inmunodepresión.